Desenmascaremos los mitos

MITO #1 - El cáncer es una enfermedad moderna impulsada por el hombre

El cáncer ha existido siempre desde que existían los seres humanos. Hace miles de años los médicos egipcios y griegos lo describían en sus trabajos, mientras los investigadores actuales descubrieron signos reveladores de cáncer en un esqueleto de 3.000 años de antigüedad.

Es cierto que las enfermedades globales relacionadas con el estilo de vida como el cáncer siguen en aumento, pero el mayor factor de riesgo para el cáncer es la edad.

MITO #2 - Las dietas “ácidas” causan cáncer

Otro de los mitos es que las dietas excesivamente ácidas hacen la sangre “demasiado ácida”, lo que puede aumentar el riesgo de cáncer. Por esta razón dicen que hay que ingerir alimentos saludables alcalinos, como verduras y frutas.

Esto no tiene sentido biológico. Es cierto que las células cancerosas no pueden vivir en un ambiente excesivamente alcalino ... como tampoco ninguna de las otras células del cuerpo.

MITO #3 - El azúcar “alimenta” el cáncer

Según otro mito, una gran cantidad de azúcar “alimenta” las células cancerosas, lo que sugiere que el dulce debe ser totalmente eliminado de la dieta de un paciente.

Varios estudios determinaron que las células cancerosas consumen más azúcar (glucosa) que las células sanas. Pero ningún estudio reveló que el azúcar signifique que el cáncer empeore. Sin embargo, la alimentación con un alto contenido en azúcar sí puede causar obesidad, que está asociada a un riesgo elevado de padecer algunos tipos de cáncer.

MITO #4 - Los tiburones no padecen cáncer

Los científicos siempre han sabido que los tiburones tienen cáncer. Y sin embargo, al día de hoy existe la opinión de que estos animales no sufren esta enfermedad. Esta idea es rentable para los vendedores de cartílago de tiburón, que afirman que la sustancia ayuda a curar el cáncer, según David Shiffman, investigador de tiburones en la Universidad de Miami.

Pero ningún estudio ha demostrado que el cartílago de tiburón sea un método eficaz de tratamiento, aunque su demanda ha causado la destrucción de poblaciones de tiburones, lamentan los científicos. Se matan cerca de 100 millones de tiburones al año (aunque muchos factores contribuyen a la muerte de estos animales, incluso la demanda de sus aletas, que se utilizan para preparar una sopa).

A finales del año pasado, investigadores australianos advirtieron un tumor de gran tamaño junto a la boca de un gran tiburón blanco, así como el crecimiento de un tumor maligno en la cabeza de un tiburón ballena.

María del Carmen Velandres Siles
Enfermera Especialista en Oncología Pediátrica (EEO 716)
Administradora Casa Magia “Teresa Pasco Ramírez”